Dentro de la cultura norestense existe una canción muy popular, sobre todo en Nuevo León: el corrido de “Laurita Garza”.

En esa canción se narra una trágica historia, en la que una mujer, “Laura Garza”, maestra de una escuela, asesinó a su novio (Emilio Guerra) ya que este pensaba dejarla para comprometerse con otra mujer.

Este tema es obra de los Invasores de Nuevo León. Fue compuesto por Lalo Mora y se incluye en su disco debut titulado de hecho “Laurita Garza”, el cual salió al mercado en 1982.

laurita-garza-invasores-historia-disco
Disco debut de los Invasores de Nuevo León, en el que se incluye la canción “Laurita Garza”.

Te puede interesar: Grilletas: ¿plaga o fenómeno natural?

En este corrido no se establece el lugar (únicamente se indica que “a orillas del río Bravo”) ni la época en la que se desarrollaron los hechos, lo cual dio pie a muchas especulaciones pero esta es la verdadera historia de este homicidio – suicidio.

Te puede interesar: “El Piporro”, ícono de Nuevo León

Laurita Garza sí existió… pero no se llamaba así

Invasores-laurita-garza

Pues bien, esta historia es verídica, pero se cambiaron los nombres de los protagonistas y no ocurrieron cerca del río que divide a México y Estados Unidos, sino a orillas del río San Juan.

Los hechos ocurrieron el 1 de abril de 1954 en el poblado de El Carrizo del municipio de Los Ramones, de donde es originario Lalo Mora.

María Justina Cabrera García, maestra de la escuela de la comunidad de El Carrizo, asesinó a su novio Juan Manuel Garza García, quien buscaba dejarla por diferencias irreconciliables.

Estas diferencias tienen que ver con los celos de Juan Manuel, quien no quería que Justina bailara con otros. Pero la maestra fue presionada por los padres de familia de la escuela para que bailara con los jóvenes del rancho en un evento organizado para reunir fondos, con los cuales se pagaban distintivos de baile.

Te puede interesar: Los 5 funerales más masivos de Nuevo León

Esto no fue tolerado por Juan. La maestra hizo un último intento por salvar la relación y se vio con su amado para rogarle que no la dejara, sin embargo él ya había decidido.

Pero no contaba con que María Justina llegó a la cita con una carta suicida y armada con una pistola; así, asesino a su novio y posteriormente se suicidó.

Todo esto quedó asentado en los archivos municipales de Los Ramones.

La historia se hizo muy popular en Ramones y se usaban nombres distintos, por respeto a la familia.

Posteriormente fue popularizada por los Invasores de Nuevo León, hasta convertirse en un tema clásico de la música norteña, el cual ha traspasado las fronteras y las barreras generacionales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here