Dentro del rubro de los medios de comunicación en México hay un acontecimiento que pocos recuerdan, pero que tiene una trascendencia enorme: la primera transmisión de radio en vivo de la historia de Latinoamérica se dio en nuestro país, específicamente en Monterrey.

Constantino de Tárnava, el padre de la radiodifusión en México

constantino-de-tarnava

El protagonista de esta historia es el regiomontano Constantino de Tárnava Garza. Él nació en la Sultana del Norte el 26 de febrero de 1898.

Constantino nació en el seno de una familia de estatus socioeconómico alto, por lo que pudo cursar su educación preparatoria en Austin, Texas, para después viajar a Indiana, en donde estudió Ingeniería Eléctrica en la Universidad de Notre Dame, teniendo como su mayor objeto de estudio la radio.

Ya desde 1919 había logrado instalar un estudio radiofónico improvisado en su casa y logró hacer transmisiones de corto alcance, las cuales pudieron ser captadas por sus amigos a través de unos receptores construidos por el propio De Tárnava.

Te puede interesar: ¿Pavimento que se regenera con la lluvia? Sí, un mexicano lo hizo posible

La primera transmisión de radio en vivo de Latinoamérica se realizó en Monterrey

constantino de tarnava radio

Poco a poco el joven Constantino fue mejorando sus instalaciones y procesos, hasta que finalmente el 9 de octubre de 1921 pudo conseguir lo que tanto añoraba: una transmisión de radio en vivo, considerada la primera de Latinoamérica.

El programo duró de las 20:30 horas hasta la medianoche, desde el meritito Centro de Monterrey, en una casona ubicada en lo que hoy es el cruce de Padre Mier y Guerrero.

Te recomendamos: Boca de Potrerillos: mágico centro arqueológico de Nuevo León

En esa emisión participaron los cantantes Ana María Yturria y Aubrey Saint John Clerke, tres pianistas y un declamador, entre otras variedades.

Constantino De Tárnava no fue el único locutor de esa primera emisión, ya que también fungieron como tales los señores Arturo García Pajujo, Manuel Nava, Abelardo Vaquero y Ricardo Margáin Zozaya.

Solo hubo dos radioescuchas y la estación fue bautizada como TND, siglas de Tárnava Notre Dame, en honor a la universidad en la que estudió su ingeniería.

A partir de ese momento las transmisiones se realizaron en el mismo horario, todos los miércoles, ofreciendo música en vivo, poesía y otros contenidos culturales.

Te recomendamos: El heroico Batallón de San Patricio

El crecimiento de la radio

constantino de tarnava billete de loteria

Constantino recibió en 1923 un permiso oficial del Gobierno de la República para operar una radiodifusora lo que le dio la oportunidad de hacer crecer su proyecto, a la par de que se dedicó a vender aparatos de radio, lo que ayudó a generar poco a poco un “boom” por la radio en Monterrey, fenómeno que se fue generalizando en todo el país.

Constantino de Tárnava falleció el 6 de febrero de 1974, víctima de una enfermedad pulmonar, dejando un legado enorme para México.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here