Aunque Monterrey es una ciudad donde se aprecia el arte, parece que las obras que adornan su Zona Metropolitana no son del interés de las autoridades.

Y es que varios monumentos se encuentran en el olvido y reflejan deterioros por su falta de mantenimiento.

Basta con circular por la avenida Constitución o la paralela Morones Prieto, para darse cuenta que algunas obras que son parte de la Ruta Escultórica del Acero y el Cemento lucen en el abandono.

Algunas muestran hierba crecida, óxido y vandalizadas con graffiti.

Un ejemplo es la obra “Desafío” de Ahmed Nawar y que se encuentra sobre Morones Prieto pasando Félix U. Gómez, que luce oxidada y en medio de matorrales.

Otras obras que se encuentran sobre la misma vía se parecían casi en las mismas condiciones.

Pero no nada más las esculturas monumentales están en el olvido, también algunas bustos, como el de “Piporro”, ubicada en el Parque Hundido.
La estatua desde hace algunos años ya no tiene el sombrero y le faltan algunos dedos.

Pese a ello, Conarte presentó una iniciativa para proteger el Patrimonio Cultural del Estado de Nuevo León.

De esta forma se busca evitar que edificios valiosos en arquitectura puedan desaparecer.

Habría que ver si este tipo de iniciativas abarca las obras ya consideradas arte.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here