El descuido de unos padres de familia estuvo a punto de terminar en una terrible tragedia, de la que pudo ser víctima un pequeño niño.

Los hechos ocurrieron en la avenida Calzada Pacífico en Toluca, Estado de México, cuando ante el descuido de sus padres un niño bajó de la banqueta hacia uno de los carriles de la transitada avenida.

La madre del menor se alcanzó a percatar del hecho y corrió hasta llegar a su hijo, a quien abrazó, quedando ambos sobre la avenida, justo cuando venían varios vehículos a gran velocidad.

Afortunadamente, el conductor del vehículo que circulaba por el carril en el que estaban madre e hijo, logró frenarse pocos metros antes, evitando así el impacto.

Te puede interesar: ¡Llevan ataúd en el Metro de Monterrey!

Ante esta situación, el operador del vehículo en cuestión (un taxi), se alejó del lugar insultando a los padres de familia por el descuido que casi resultó fatal.

Todo esto quedó grabado gracias a la cámara de seguridad de un establecimiento.

Afortunadamente todo quedó en un susto y en una lección para los padres de familia.