Es común que algunos “clientes” de restaurantes busquen la manera de no pagar la cuenta, pero que inmiscuyan a sus hijos en esos engaños ya son palabras mayores.

Así pasó con una familia compuesta por 4 personas, entre ellas 2 menores de edad, quienes se negaron a pagar la comida que consumieron en un restaurante de la CDMX, argumentando que en su comida había varios cabellos.

Ante el reclamo, los encargados prefirieron no cobrarles por el supuesto incidente, sin embargo al revisar las cámaras de seguridad observaron que se trató de un engaño de los 4 clientes.

Y es que una de las cámaras colocadas en el restaurante logró captar la manera en esas 4 personas, incluyendo a uno de los menores, se quitaban cabellos de la cabeza y los colocaban en sus alimentos, después de ingerir la mayoría del platillo.

Por este motivo, el personal del restaurante subió el video a redes sociales para denunciar el hecho y ver si alguien identifica a esas personas, quienes ya habían cometido el mismo engaño hace un mes en ese mismo sitió, sin embargo en esa ocasión no observaron las cámaras.

Aquí el video en cuestión, en el que se registró este vergonzoso hecho, no solo por el hecho del engaño, sino también por inculcarle a los 2 menores este tipo de conductas.