“Rosa” perdió fuerza y se degradó a depresión tropical, informó el Sistema Meteorológico Nacional (SMN).

De acuerdo con el último reporte de esta dependencia emitido a las 04:30 horas, el fenómeno meteorológico se encuentra a 55 kilómetros de San José de Las Palomas, Baja California.

Se mueve lentamente a 17 kilómetros por hora hacia el noreste, internándose de lleno en la península de Baja California.

“Rosa” mantiene vientos sostenidos de 55 kilómetros por hora y rachas de hasta 75 kilómetros por hora.

Entre los efectos generados por este fenómeno se encuentran tormentas y chubascos en la península de Baja California y Sonora, en específico en las ciudades de Ensenada, Mexicali, Puerto Peñasco, Hermosillo y Caborca.

De igual manera, “Rosa” continúa generando oleaje alto, alcanzando olas de hasta 5 metros de altura.

Ante esto, las autoridades de Baja California decidieron suspender las clases, mientras que el Gobierno federal, a través de la Secretaría de gobernación declaró emergencia en los municipios de Ensenada y Mexicali.