Elba Esther Gordillo está más que viva políticamente hablando, pues a tan sólo unas semanas de haber sido exonerada de varios delitos federales, la maestra ya prepara el terreno para regresar a la dirigencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

De acuerdo con fuentes cercanas a Gordillo consultadas por El Universal, la exlideresa y sus simpatizantes buscarán anular el consejo sindical nombrado en febrero de este año, para que se reanude el de 2013.

De esta manera, Elba Esther volvería al poder del SNTE, mientras que el Juan Díaz, actual líder de ese sindicato, regresaría a su anterior cargo como Secretario General.

Los allegados a la expriista señalaron que el plan es que cuando Gordillo asuma las riendas del gremio convocará a un congreso para nombrar a un sustituto, siendo el maestro Moisés Jiménez quien se perfila para ese nombramiento.

Jiménez es una figura cercana a Andrés Manuel López Obrador, pues operó una red de apoyos a la campaña presidencial del tabasqueño.

De esta manera se prepararía el terreno para el objetivo común de echar abajo la Reforma Educativa.

“Además, el sindicato recuperará su normalidad estatutaria y legal sin divisiones ni pleitos, en el marco de la cuarta transformación que quiere impulsar Andrés Manuel López Obrador: consolidar la democracia interna, la autonomía sindical, el voto libre y secreto, entre otras cosas”, precisó una de las fuentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here