El cine Raly sortea la crisis económica provocada por la pandemia COVID-19 con su mejor arma: sus famosos chilidogs.

Y es que, para obtener los recursos que le permitan seguir ofreciendo sus servicios en un futuro, esta semana abrió la venta de sus snacks.

Te puede interesar: [Video] Paciente COVID-19 escapa de hospital del IMSS

Palomitas, nachos con queso, refrescos y sus famosos chilidogs, son los productos que se pueden adquirir en el cine ubicado sobre avenida Colón y Nueva Rosita.

El servicio se ofrece respetando los lineamientos de sanidad establecidos por las autoridades, pues en la entrada un guardia toma la temperatura.

Además, a los clientes se les pide usar gel antibacterial y respetar la sana distancia con los demás clientes.

Con la reactivación de la venta de comida se seguirán solventando los gastos del lugar, así como la nómina de sus 25 empleados.

Chilidogs del Raly, los favoritos de los regios

chilidogs-raly

Familias regias se vieron atraídas por los ricos snacks del cine, al grado de que, a inicios de semana, se veían largas filas.

De hecho, también se observaron más coches en los estacionamientos cercanos, de personas esperando a que sus familiares volvieran con los snacks.

Cine lleno de historia

Cinemas Raly es parte importante de la historia del entretenimiento en Nuevo León.

Con más de 50 años de historia, se convirtió en cine en 1963, pero antes de eso era parte de las famosas “terrazas”.

Las “terrazas” eran galones destechados con una pantalla blanca y bancas de madera a desnivel donde se proyectaban películas hasta para mil personas.

Antes de ser conocido como Raly, llevaba el nombre de Terraza Ritz, donde se proyectaban películas de Cantinflas, Pedro Infante o María Félix.

Te puede interesar: Con ‘panteón’, San Nicolás crea conciencia sobre COVID-19

Como curiosidad, su nombre está formado por el de sus fundadores, Raúl y Lilia.

Y, todavía ahora, el cine no sólo ha sobrevivido, sino que está a la par de grandes cadenas como Cinépolis o Cinemex.