Nuevo León y la Zona Metropolitana de Monterrey no iniciaron el 2019 con el “pie derecho” en el rubro ambiental, ya que el primer día de este año se registró el nivel más alto de contaminación en los últimos 9 años.

De acuerdo con las mediciones obtenidas por el Sistema Integral de Monitoreo Ambiental (SIMA), se alcanzaron en la ciudad hasta 312 puntos Imeca, cifra que indica una calidad de aire “extremadamente malo”, tomando en cuenta que el nivel óptimo es menor a 100.

Como se indicó líneas arriba, este es el peor nivel registrado desde 2009, ya que el 25 de diciembre de ese año se registraron 381 puntos Imeca.

Festejos contaminantes

La presente situación se debe al uso de pirotecnia y a las parrilladas realizadas con motivo del festejo de Año Nuevo.

Ante esto, el Gobierno del Estado emitió declaratoria de contingencia ambiental, con la que se lanzaron recomendaciones a todos los sectores de la población, incluyendo a las industrias.

Entre las recomendaciones se incluyen no encender fogatas ni pirotecnia, así como evitar las actividades al aire libre.