La violencia y la inseguridad permanecerán en Nuevo León al menos por 2 años más, reconoció el secretario de Seguridad Aldo Fasci Zuazua.

El pronunciamiento del funcionario estatal fue realizado durante su comparecencia ante la Comisión de Justicia y Seguridad del Congreso Local.

Este plazo, consideró Fasci, es el mínimo para que surtan efecto las estrategias y programas que viene aplicando el Gobierno del Estado en coordinación con los municipios y fuerzas federales.

“La tranquilidad es algo que se siente, se necesitan los programas y son un mínimo de dos años, insisto, la tranquilidad es algo que se siente y los resultados para que eso se dé tenemos que darlos antes, tenemos que darlos lo más pronto posible”, señaló el secretario, haciendo énfasis en que son 2 años mínimo.

Aunque también el funcionario reconoció que no le puede pedir a la ciudadanía que se tranquilice, al seguirse presentando hechos violentos en la zona metropolitana de Monterrey.

En cuanto a las causas del repunte en los índices de ejecuciones y otros delitos, Fasci achacó la situación a la liberación de varios líderes del crimen organizado que operan en el estado.

“Esos son los responsables de gran parte de la violencia local”, declaró el funcionario, aunque aclaró que no luchan por la plaza o rutas de trasiego de droga, sino por cuestiones personales.

Para contrarrestar la situación, Fasci Zuazua apuntó a mantener el trabajo en equipo y aumentar la información en materia de seguridad, específicamente en inteligencia, considerando una cifra de 850 millones de pesos como la ideal para mejor el trabajo que se realiza en esa área.

En cuanto a su papel al frente de la Secretaría de Seguridad, el secretario consideró que no ha conseguido los resultados esperados, pero que seguirá trabajando para lograr los objetivos, aunque si fracasa en su misión no dudará en renunciar al cargo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here