Daños materiales, avivamiento de incendios, contaminación y cortes de energía eléctrica fueron algunos de los efectos dejados por las fuertes rachas de viento de hasta 70 kilómetros por hora que se presentaron ayer en la zona metropolitana de Monterrey.

Desde temprana hora se comenzaron a registrar ventarrones en gran parte de la ciudad, lo que provocó problemas con algunos semáforos y poco a poco estos problemas se extendieron hasta provocar la interrupción del suministro de energía eléctrica en 31 circuitos localizados en varios puntos de los municipios de Monterrey, San Nicolás, Guadalupe y Apodaca.

ventarron

De hecho aún no ha podido ser resuelto este problema en varias zonas de la ciudad, llevando hasta el momento cerca de 20 horas sin luz.

De igual forma se presentaron 29 incendios de diversas magnitudes favorecidos por el ambiente seco y caliente en conjunto con el fuerte viento.

También se registraron varios árboles caídos, panorámicos dañados y otros daños de infraestructura.

Aunque ayer amanecimos con buena calidad del aire, tras los ventarrones la situación ambiental cambió dramáticamente registrándose altas concentraciones de partículas PM10 y PM2.5, lo que llevó al gobierno estatal a emitir una alerta ambiental.

Afortunadamente hubo saldo blanco en esta jornada atípica.