La Presa Cerro Prieto de Linares volvió a ser noticia, pero ahora no por sus bajos niveles de almacenamiento sino por el hallazgo de una granada de fragmentación.

Este hallazgo se realizó en la cortina de dicho embalse, hasta donde se movilizaron elementos policíacos y del Ejército Mexicano.

Fueron dos pescadores los que encontraron el artefacto explosivo, quienes de inmediato dieron aviso a las autoridades.

Parte de la movilización incluyó la fijación de un cerco de seguridad, para evitar daños en caso de que detonara.

El personal militar fue quien se encargó de las maniobras de levantamiento del artefacto explosivo, el cual fue trasladado al Campo Militar de Escobedo para su investigación.