La falta de respeto de los paseantes nuevoleoneses por los parajes naturales comenzaría a tener consecuencias.

Esto, luego de evidenciarse la poca cultura de la limpieza que mostraron los visitantes en el río Ramos el pasado fin de semana.

Te puede interesar: Preparan pruebas grupales para detectar COVID-19

Además de lamentarse por el exceso de basura, la alcaldesa de Allende, Patricia Salazar, propuso un par de acciones para concientizar a los visitantes.

En primera instancia, se planteó lo siguiente ante el cabildo:

  • Cobrar una cuota de 50 pesos a los visitantes.

Pero, además, contemplan:

  • Multar a quienes sean sorprendidos tirando basura en el lugar.

De momento, no se ha hablado de cuánto sería la multa, pues todavía analizan los porcentajes que deberían de cobrarse.

¿Cómo detectarán a quien tire basura?

Foto: Especial.

La supervisión de la limpieza del río Ramos se hará por parte de un grupo llamado “Qué pasa en el Río Ramos”.

Será este grupo el que grabará lo que suceda en este espacio natural, en particular lo relacionado con la basura.

Las grabaciones serán compartidas con el ayuntamiento, que a su vez se encargará de aplicar las multas correspondientes.

¿En qué se utilizarán los 50 pesos de cobro en el río Ramos?

basura_multas_río_ramos
Foto: Cortesía Municipio de Allende.

Los 50 pesos que han propuesto cobrar para disfrutar del río Ramos estarán destinados a la recolección de basura en el lugar.

Pero la alcaldesa Salazar Marroquín aclaró que esta cuota todavía está en evaluación y, de no ser suficiente, podrían fijar el cobro en un precio más alto.

Basura: Esto causó la respuesta del municipio

La basura en parajes naturales no es algo nuevo, pero fue mucho más evidente luego de meses de tener prohibidas las visitas.

El fin de semana pasado se abrió el acceso en el río Ramos, sitio que estuvo cerrado al público durante la pandemia.

Y las familias que aprovecharon para darse una vuelta por el lugar mostraron su poco cuidado por el ambiente, “inundando” el espacio de basura.

Te puede interesar: El río Ramos: un verdadero paraíso de Nuevo León

Las fotos de inmediato causaron indignación en redes y trascendieron en diversos medios, lo que llamó la atención de las autoridades.

Debido a esto, el municipio de Allende se movilizó de inmediato y fue el lunes de esta semana cuando mandaron a su equipo de Ecología para limpiar.

Antes de este fin de semana, si una persona hacía el viaje hasta ahí para pasar un rato agradable, las fuerzas municipales les pedían que se retiraran.