Las fuertes lluvias de la tormenta Fernand representaron un alivio para el sistema de suministro de agua, pues las presas del estado aumentaron el nivel de captación de agua.

Pero no todo fue positivo, ya que el panorama que quedó en la Presa de la Boca tras las lluvias es desolador: el embalse quedó saturado de basura.

presa-de-la-boca

Te puede interesar: Los héroes de la tormenta “Fernand”

En efecto, cerca de un enorme tramo de la presa de La Boca, quedó con toneladas y toneladas de ramas, botellas de plástico, bolsas y otros desechos.

Estos residuos son de los que regularmente acostumbran a tirar los paseantes que acuden a este sitio turístico, pero también gran parte de la basura fue arrastrada por los diversos arroyos que desembocan en este embalse.

Nota relacionada: La cara positiva de “Fernand”

Desafortunadamente este es un reflejo de la mala costumbre de tirar la basura a la intemperie que tiene una gran parte de la población del estado, ya que los excesos de basura también se apreciaron en la zona metropolitana de Monterrey en alcantarillas y los canalones de los arroyos.