La falta de este importante líquido vital comienza a observarse en la presa Cierro Prieto.

Como cada año, la crisis del agua en Nuevo León se agudiza y seguimos sin aprender.

Una de las presas más afectada por la falta de lluvias y extracción del líquido vital es la de Cerro Prieto, ubicada en Linares.

Según el último reporte diario emitido por la Comisión Nacional del Agua, la presa del Cerro Prieto, se ubica en el último lugar con el 30.81% de su llenado.

En dicha presa ya se pueden observar las marcas del agua plasmadas en las paredes de la presa, algunas conchas marinas, incluso las cortinas se encuentran abiertas, debido al bajo nivel del agua.

La presa del Cierro Prieto tiene una capacidad de 300 millones de metros cúbicos.

Te puede interesar: COVID-19: ¿la canícula matará el virus?

¿Es presa La Libertad la solución?

A principios del 2020, se anunció la obra de esta presa, la cual garantizará el abasto de agua potable en 16 municipios metropolitanos y ocho foráneos por más de una década.

Tiene una inversión de 131 millones de pesos y se programó que para finales de marzo o principios de abril se iniciará la construcción de la cortina de la presa, (antes del COVID-19).

Por su parte, los ejidatarios señalaron que la construcción va a afectar a decenas de miles de campesinos, no solo de los municipios del sureste de Nuevo León, sino también a agricultores y ganaderos de Tamaulipas.

Te puede interesar: (Video) Quinceañera celebra su fiesta con sana distancia