La lucha contra la inseguridad llevó a la Secretaría de Seguridad Pública de Nuevo León a implementar varias acciones de mejora y alg unas de ellas tienen que ver con el armamento.

El titular de dicha Secretaría, Aldo Fasci, informó que se hizo la compra de armamento diverso, además de que ya obtuvieron el aval de instancias federales para usar armamento pesado, específicamente de calibre 50.

“Ya se adquirieron 430 armas cortas y largas y un millón y medio de cartuchos; hemos tenido muchos enfrentamientos y con esto daremos apoyo a los municipios, esto no es por licitación porque ya se adquirieron a Sedena”, expresó el secretario de Seguridad.

“Y ya nos autorizaron también calibre 50 para los enfrentamientos en el norte y sur del Estado, esos no se usarán en la ciudad”, detalló Fasci Zuazua.

De igual forma, el secretario agregó que se han implementado otras acciones en materia de seguridad desde el arranque de la presente administración estatal.

Entre ellas destaca el relanzamiento de Fuerza Civil, fortalecimiento del SINTRAM, ajustes en el sistema penitenciario estatal, nuevas estrategias en materia de prevención del delito, el Acuerdo por la Seguridad y otras más.

Uno de los objetivos que tiene el gobierno estatal en materia de seguridad es contratar 800 elementos más para Fuerza Civil, meta que va al 46 % de cumplimiento.