Aunque por el momento estamos viviendo una caída en contagios, hospitalizaciones y muertes por COVID-19 en Nuevo León, en diciembre la situación podría cambiar.

Y es que la Secretaría de Salud no “echa las campanas al vuelo” y calcula que podría darse un nuevo repunte a finales de diciembre.

“Seguimos con la tendencia descendente y parece que estamos llegando a la parte baja de la curva, pero no hemos llegado a la meseta, esperamos un meseta más baja. Vamos a tener un descenso, lo estamos viendo todavía, esperemos que haya un descenso todavía importante para que la meseta que quedemos no sea de 500 (contagios), ojalá sea 100 ó menos de 100, sería lo ideal y eso hará que el sistema de salud sea fuerte”, expresó la doctora Amalia Becerra, subdirectora del Hospital Metropolitano.

Te recomendamos: Chofer de ruta acuchilla a usuario porque no quiso usar el cubrebocas

Becerra, quien suplió a Manuel de la O en la conferencia de Salud de este día, indicó que a pesar de que día a día mejoran los indicadores de COVID en Nuevo León es inminente un repunte y que esa enfermedad se volverá “estacional”.

“Tenemos que prepararnos porque estamos pensando que COVID-19 pudiera ser estacional, tenemos qué ver cómo va a comportarse epidemiológicamente la pandemia para diciembre y enero; el año pasado en diciembre y enero tuvimos una elevación importante de casos y esto podría ocurrir, podría tener la epidemia un comportamiento estacional”
, explicó Becerra.