Por contaminar el arroyo El Ayancual, gobierno de Nuevo León ya presentó una denuncia penal ante la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJNL) contra la refinería de Pemex en Cadereyta.

Se trata de un arroyo que desemboca en el río San Juan, que abastece a la presa El Cuchillo, por lo que representa un alto riesgo para la salud de los nuevoleoneses.

Te puede interesar: Atropellan a ciclista de la tercera edad en Monterrey

Esto, luego de que el municipio de Cadereyta detectara un derrame de agua y lodo con hidrocarburos en la afluente y zonas cercanas.

Como los desechos se encontraron atrás de la refinería, se analiza la causa de la contaminación, pero a la par se dio aviso a las autoridades estatales.

¿Qué está en riesgo?

presa-el-cuchillo

De acuerdo con las primeras investigaciones del municipio, el derrame se presentó durante el paso por la tormenta “Hanna” en el estado.

La zona afectada abarca unas 10 hectáreas del arroyo El Ayancual, lo que también dañó la flora y fauna del lugar.

Lo que también podría afectar la salud de los nuevoleoneses que reciben agua de la presa El Cuchillo.

La denuncia penal

denuncia penal manuel vital

Por estos motivos, la Secretaría de Desarrollo Sustentable de NL presentó la denuncia penal ante la FGJNL.

Ésta se gira contra quien resulte responsable del derrame.

De acuerdo con el secretario Manuel Vital, Se trata de la primera denuncia penal que realiza un gobierno de Nuevo León a una paraestatal federal.

“La afectación sería incluso a nivel subsuelo, ya que los mantos acuíferos llegan a la presa El Cuchillo, complicando el tratamiento de agua para su consumo humano”, indicó Vital.

Entre las razones para presentar el recurso penal se encuentra que la investigación hecha por la Procuraduría Estatal de Desarrollo Sustentable y Agua y Drenaje de Monterrey encontraron hidrocarburos en el arroyo.

Ahora, Vital señaló que es la Agencia de Seguridad, Energía y Medio Ambiente (ASEA) la que debe realizar una revisión en la refinería.

El funcionario adelantó que preparan otra denuncia, pero ahora ante la Fiscalía General de la República, para solicitar la contaminación generada en el ambiente por la refinería.