Un grupo de activistas pertenecientes a la organización Ciudadanos por la Democracia y la Participación Ciudadana se presentaron en el Congreso de Nuevo León, para pedir su apoyo para lograr el regreso a clases presenciales.

La intensión de los manifestantes es que los diputados locales dialoguen con el Gobierno del Estado para que cambie su postura y el ciclo escolar que inicia el 30 de agosto se dé de manera presencial.

Para ello entregaron una petición en la Oficialía de Partes del Congreso, en el que explican su postura y sus peticiones.

congreso

Te recomendamos: Señala Samuel que Manuel de la O no seguirá en Salud… por lo pronto

“Los niños de Nuevo León están siendo afectados con la suspensión de actividades presenciales, pues desde el 14 de marzo del año pasado no han recibido servicio educativo presencial. Es sumamente grave para la salud mental y el desarrollo psicosocial de los infantes, un confinamiento prolongado”, argumentó Horacio Flores, representante de la organización.

De igual forma cuestionaron que no se permitan las clases presenciales, pero que sí haya autorización para actividades comerciales de diversos giros.