Hasta 5 horas es lo que están dispuestos a esperar los regiomontanos para hacerse la prueba del COVID-19.

Lo anterior se confirma con reportes de esta semana, que revelan que ciudadanos “madrugan” para hacer filas de más de cinco horas, a fin de hacerse la prueba.

La demanda por hacerse el estudio en distintos centros que lo realizan se ha elevado, en vista del aumento de casos en Nuevo León.

Te puede interesar: Superan COVID-19 tres pacientes nuevoleoneses

Así que los ciudadanos se arman de paciencia y esperan en los distintos Drive Thru del estado para poder realizársela.

Este es el caso del ubicado en el cruce de Israel Cavazos y Pablo Livas, en Guadalupe, donde 90 automovilistas y 10 personas hacían fila en el módulo.

De hecho, algunos de ellos comentaron que esperaban su turno desde las 05:30 am, horas antes de que abriera el módulo, a las 08:00 am.

No se dan abasto

prueba covid-19 nl

Frente a la demanda que se tiene, el personal médico que realiza las pruebas en los distintos Drive Thru entrevistaban a automovilistas en la fila.

Esto, con el objetivo de revisar si eran candidatos para realizarse el estudio y dar mayor celeridad.

Otros van “obligados” a hacerse la prueba

En tanto, algunos de los ciudadanos que esperaban su turno a pie señalaron que estaban ahí a petición de sus lugares de trabajo.

De acuerdo con ellos, el área de recursos humanos le pedía realizarse la prueba por presentar síntomas, para confirmar o descartar que tuvieran el virus.

¿Faltan pruebas?

De acuerdo con algunos reportes, las 20 mil pruebas adicionales que adquirió Gobierno del Estado estarían por terminarse.

Esto, debido a la aplicación de mil pruebas diarias.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here