Ante el próximo inicio de ciclo escolar existe incertidumbre entre los dueños de los colegios privados del Estado de Nuevo León.

Y es que hay preocupación en torno a los cambios que se vislumbran en el sistema educativo en el país con la iniciativa de una nueva Ley General de Educación, promovida principalmente por diputados federales de Morena.

Entre las cuestiones que más preocupan se encuentra la limitación en cuanto a los contenidos de enseñanza.

En este sentido, Américo Ferrara, dueño del Instituto Brillamont del municipio de San Pedro, señala que preocupa la intención de homologar el sistema educativo público y las propuestas de los colegios privados.

colegios-privados

Te puede interesar: ¡Se atrasa juicio contra asesino de Ana Lizbeth!

Esta medida, considera Ferrara, le quita a los papás la libertad de elegir el tipo de educación privada que quieren para sus hijos.

Esto se deriva de que entre las disposiciones de esta iniciativa se encuentran algunos puntos que limitarían las actividades académicas en los colegios, ya que los incluye dentro del Sistema Educativo Nacional (incluyendo todos sus bienes e instalaciones).

Entre estas se encuentran que la Secretaría de Educación Pública (SEP) será quien determine los planes y programas de estudio, los cuales serán obligatorios en todo el país.

Así, las actividades que no se encuentren incluidas en los planes de estudio no estarán permitidas, salvo que la SEP dé su aprobación.

san-lazaro

Te puede interesar: ¡Siguen sin agua miles de regios!

De igual forma será sancionada la no utilización de los libros de texto establecidos por la Secretaría.

De esta manera, disciplinas o actividades como la educación en la fe, mecatrónica u otras que no estén incluidas dentro del plan homologado de estudio no podrían ser implementadas.

Ante esto los dueños de 40 colegios de Nuevo León buscan un acercamiento con legisladores de todos los partidos para externar la inquietud y encontrar una solución a la problemática.

Cabe señalar que esta iniciativa será discutida próximamente en San Lázaro.