Rodolfo Palomo resultó con severos traumatismos craneoencefálicos, así como un pulmón perforado, luego de una riña campal entre aficionados Tigres y Rayados antes del Clásico 117.

En un verdadero milagro se está convirtiendo la historia de Rodolfo Manuel Palomo Gámez, barrista de los Libres y Lokos que casi pierde la vida el pasado 23 de septiembre, luego de una batalla campal entre aficionados Tigres y Rayados en Avenida Aztlán.

Te puede interesar: Logran ‘Pacto por la Paz entre afición Regia’

Sorprendente mejoría de Rodolfo Palomo

Y es que el aficionado auriazul ha mostrado una notable mejoría, reveló el Secretario de Salud del Estado, Manuel de la O.

“Empieza a tener movilidad y obedecer órdenes sencillas”, explicó el funcionario estatal, quien agregó que ya no requiere respirador artificial y que pronto podría ser dado de alta.

De la O precisó que esto es notable, tomando en cuenta el tipo de lesiones que sufrió el barrista, aunque también manifestó que “tiene dificultades en el hemicuerpo derecho”, por lo que tendrán esperar a los próximos meses para ver si continúa adquiriendo movilidad y la capacidad de lenguaje.