Los empresarios del transporte de Nuevo León desafiaron al Gobierno de Jaime Rodríguez Calderón y “El Bronco” calló.

Mientras algunos transportistas decidieron aplicar el “tarifazo”, las autoridades estatales se limitaron a decir que se está “analizando” la situación.

En total son 17 las rutas que aplicaron aumentos de entre 2 y 3 pesos, cuyos dueños deberían ser sometidos a alguna sanción por haber aumentado las tarifas a pesar de que en la última sesión del Consejo Estatal del Transporte se decidió no aumentar ninguna tarifa.

Las rutas mencionadas son: 51 Ciénega de Flores, 111 Zacatecas, 161 Real de Palmas – Clínica 6, 90 villas de Alcalá, 160 Guadalupe – Apodaca, 109 Sector 5 – Apodaca, 400 4o Sector, 138 García, 155 sector 5 San Felipe, 320 Fresnos, 220, 161 Villas de Alcalá, 53 Mina – Hidalgo, 104 Real de Palmas, 104 Marín – Zuazua, 104 Marín – Dr. González y 111 Pesquería.

Ante la pasividad e inacción del “Bronco”, varios ciudadanos y legisladores decidieron emprender acciones por su cuenta y presentaron denuncias penales en contra de los transportistas implicados, por el delito de fraude.

“Hay rutas como la 400 que tiene ya un mes cobrando de más, también la 138 y no han existido acciones, eso es lo que estamos demandando, ya está comprobado con sus permisos, hablan de un amparo, pero no los protege para hacer un cobro injustificado”, reclamó Rocío Montalvo, lideresa de Únete Pueblo, una de las personas que presentó las denuncias.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here