¡En Nuevo León estamos respirando veneno! Esto se debe a múltiples factores y uno de ellos es el tipo de gasolina que se vende en esta entidad.

Y es que a diferencia de otras grandes ciudades como Guadalajara y CDMX, en la Zona Metropolitana de Monterrey y el resto del estado de distribuye gasolina de baja calidad, la cual tiene mayor capacitad contaminante y por tanto es más perjudicial para la salud.

Esto fue señalado por Alfonso Martínez, director del Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire, quien explicó que la gasolina que aquí se vende contiene hasta 11.5 libras de presión por pulgada cuadrada, cifra mucho mayor a la que se distribuye en otras grandes ciudades.

Te recomendamos: Se esperan lluvias y granizadas para Nuevo León

Esta circunstancia favorece que algunos componentes como el propano y el butano se evaporen con mayor facilidad, generando mayor contaminación del aire, indicó el especialista.

Martínez agregó que identificaron que la gasolina que se maneja en Nuevo León genera contaminación con Compuestos Orgánicos Volátiles (COV) hasta en un 153.8 por ciento más por cada litro que la que se ofrece en otras partes del país.

De igual forma, la gasolina que aquí se vende posee mayor Presión de Vapor Reid (RVP), lo que favorece que se evapore con mayor facilidad, generando mayor propagación de partículas PM2.5 y precursores de ozono, 2 de los mayores contaminantes de la Zona Metropolitana de Monterrey.

Por desgracia, desde hace varios años se buscado que la Comisión Reguladora de Energía apruebe el cambio de gasolina que se distribuye en Nuevo León para tener una de mejor calidad como la que se tiene e CDMX y Jalisco, sin embargo esto no se ha podido lograr.

“No hay ninguna justificación de orden técnico como para que no tengamos una gasolina de similares condiciones, incluso mejores”, lamentó Alfonso Martínez.