El ataque cometido por un grupo delincuencial contra la caravana de vacunación transfronteriza tuvo consecuencias fatales, ya que se informó hace unos momentos que uno de los elementos de Fuerza Civil que había resultado lesionado perdió la vida.

Fue la propia corporación policial la que detalló que el oficial Francisco Javier Medina Huerta murió tras recibir varias heridas en las piernas, producidas por armas de fuego.

El deceso se dio en el Doctors Hospital East, nosocomio localizado en la avenida Miguel Alemán en Guadalupe, lugar al que fue trasladado en helicóptero tanto el fallecido como otros dos policías lesionados.

Se detalló que el policía caído en cumplimiento del deber tenía 26 años de edad y apenas 6 meses de servicio.