Tras varios días de búsqueda y suspenso, ayer fue encontrada sin vida Ana Lucía Aranda Pérez, quien desapareció en Montemorelos, el pasado sábado en compañía de su hijo Iker de 4 meses.

Autoridades de Tamaulipas encontraron el cadáver calcinado de la joven madre de 19 años de edad en un terreno localizado en Villagrán, Tamaulipas, sin embargo no se encontró ningún indicio sobre el paradero del bebé.

tamaulipas-calcinada

Te recomendamos: (PODCAST) Se pusieron violentos los taxistas de Nuevo León

De acuerdo con fuentes cercanas a la investigación, fue un jornalero el que hizo el hallazgo del cadáver en una zona cercana a una carretera.

La identificación del cadáver se habría confirmado tras la realización de pruebas de ADN.

Hay que recordar que Ana Lucía y su hijo Iker fueron vistos por última vez el sábado, al salir de su domicilio en la Colonia Raúl Caballero de Montemorelos.

alerta-amber-calcinada-iker-ana-lucia

Te puede interesar: Frente frío llegó fuerte a Nuevo León

De acuerdo con familiares, la hoy occisa quedó de verse ese día con su expareja, con quien tenía problemas ya que no quería reconocer al bebé como su hijo.

Ante su desaparición de activó una alerta AMBER.

Por otro lado, el excónyuge de Ana Lucía no ha sido localizado.

Ante estado, autoridades de Nuevo León y Tamaulipas continúan con la investigación para primeramente localizar al bebé y posteriormente dar con el o los responsables de este hecho.