La investigación

No es broma, una reciente investigación publicada European Heart Journal en realizada por científicos de Alemania y Chipre determinó que respirar aire contaminado es más mortal que fumar.

Por un lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que al año mueren aproximadamente 7 millones de personas alrededor del mundo.

Paralelamente, los científicos europeos Jos Lelieveld y Thomas Munzel, concluyeron tras varios años de investigación que tan solo en 2015 murieron 8.8 millones de personas en el mundo, debido a la mala calidad del aire.

Foto de Josué González

Munzel y Lelieveld apuntan que la principal causa de muerte derivada de la mala calidad del aire se deben al uso indiscriminado de combustibles fósiles y su generación de partículas PM2.5, los más peligrosos contaminantes y causantes de enfermedades cariovasculares y respiratorias.

“Dado que la mayoría de las partículas y otros contaminantes del aire en Europa provienen de la quema de combustibles fósiles, necesitamos cambiar a otras fuentes de energía de manera urgente”, explican los investigadores.

“Cuando usamos energía limpia y renovable, no solo estamos cumpliendo con el Acuerdo de París para mitigar los efectos del cambio climático, también podríamos reducir las tasas de mortalidad relacionadas con la contaminación del aire en Europa hasta en un 55%”, agregaron.

La contaminación en Monterrey

Como es por todos conocido, Monterrey es la ciudad más contaminada de México.

La mala calidad del aire es una constante en la Sultana del Norte, gracias a la presencia en la atmósfera de una gran cantidad de partículas PM2.5 y PM10, principalmente.

Esto se vuelve un verdadero peligro para todos los regiomontanos, pero principalmente para toda la comunidad deportiva de la zona metropolitana de Monterrey.

Por las mañanas, noches y sobre todo los fines de semana, se puede ver a una gran cantidad de personas haciendo ejercicio en plazas públicas, Santa Lucía, Parque Fundidora o participando en maratones.

Personas que buscando realizar una actividad saludable no hacen sino poner en riesgo su salud.

En síntesis, hacer actividades al aire libre bajo altos niveles de contaminación resulta más mortal que fumar.

Habrá que tener en cuenta la conclusión de los científicos Lelieveld y Munzel: “fumar es evitable, pero la contaminación del aire no lo es”, sentencian ambos científicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here