El clima seco y caluroso que hemos tenido en Nuevo León durante los últimos días podría cambiar con la llegada de un frente frío, el cual provocará fuertes lluvias e incluso la probabilidad de tornados.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) de la Comisión Nacional del Agua así lo señaló en su primer reporte del día.

Un sistema frontal (fuera de temporada) se aproximará a la frontera norte de México, aunado a un canal de baja presión en niveles medios y altos de la atmósfera, incrementará la probabilidad de lluvias muy fuertes con descargas eléctricas, granizadas, rachas de viento y posible formación de torbellinos o tornados en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas”, se establece en el reporte.

Te recomendamos: Tercera ola de COVID en NL se extendería hasta septiembre

Ante este pronóstico es conveniente estar atentos a la evolución de las condiciones atmosféricas y evitar riesgos innecesarios, tomando en cuenta la facilidad con la que se inundan algunas partes de la Zona Metropolitana y también en la posible llegada de fuertes vientos.