La violencia familiar en Nuevo León aumentó durante el mes de marzo en la mayoría de los municipios de la zona metropolitana de Monterrey, de acuerdo con datos del Semáforo Delictivo.

Y este tipo de delitos subió debido al aislamiento social por la pandemia COVID-19, señalan especialistas.

Al respecto, la Fiscalía General de Justicia del Estado detalló que la mayoría de las víctimas de son niñas, mujeres y personas de la tercera edad.

Te puede interesar: Ola de COVID-19 azota en asilos regios

Los municipios detectados en color rojo por la violencia familiar son:

Apodaca
Cadereyta
Escobedo
García
Guadalupe
Monterrey
San Pedro
Santa Catarina
Santiago

Por esto, la presidenta de Arthemisas por la Equidad, Irma Alma Ochoa, indicó que en la mayoría de las víctimas revelan que su hogar era un espacio violento.

Aislamiento por COVID-19 dispara casos de violencia familiar

“Por desgracia para muchas mujeres, niñas y adolescentes, el domicilio familiar no es el espacio de protección, de seguridad y de respeto que se requiere para el sano desarrollo, y debido a estos temibles momentos de pandemia la violencia se ha incrementado exponencialmente”, comentó la activista.

¡Recuerda, si alguien de tu familia o amistad está pasando por este tipo de situación, más que nunca debemos ayudar!