Nuevo León vive una verdadera crisis de violencia e inseguridad, pues el 2018 cerró con un total de 815 homicidios dolosos, dentro de los cuales se incluyen 100 feminicidios.

Esta cantidad de asesinatos es la más alta en los últimos 6 años, pues en 2012 se registraron mil 459 homicidios dolosos; 719, en 2013; 490, en 2014; 451, en 2015; 644, en 2016; y 656, en 2017.

Lo que también es alarmante es lo ocurrido en la segunda mitad del año pasado, ya que se dio un repunte inquietante en el cantidad de asesinatos.

Mientras que en el primer semestre de 2018 se presentaron 312 homicidios dolosos, en el segundo hubo 503.

En este sentido, hay que aclarar que octubre fue el mes más violento del año, con 92 homicidios.

Este aumento en los niveles de violencia se deben especialmente al crimen organizado, consideró Aldo Fasci Zuazua, secretario de Seguridad Pública.

“Yo lo dividiría en varios temas. Uno es el ajuste de cuentas hacia el interior de cada cártel. Otro es que hay una guerra entre cárteles. Son enemigos, los cuatro entre sí, y están sueltos”, dijo en su momento Fasci.

Ayer se volvió a referir al tema, asegurando “están asesinando a vendedores de drogas, están asesinando a gente que maneja el huachicol, a ´factureros´ y básicamente toda la gente que genera recursos para el crimen organizado, los están asesinando”.

Nuevo León: tierra de feminicidios

Mientras que la Fiscalía General de Justicia reportaba a finales de noviembre 74 feminicidios, la organización no gubernamental Arthemisas por la Equidad, el año pasado se registraron 100 feminicidios en la entidad, lo que representa un aumento con relación al 2017, año en el que se registraron 72 feminicidios.

“Vimos el reporte anual a la baja prácticamente en todos los delitos, como el robo a comercios, pero homicidios subió y el tema que nos tiene muy preocupados es el de feminicidios”, reconoció Fasci sobre esta situación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here