Científicos en Turquía crearon un enjuague bucal para detectar el COVID-19 mediante la saliva durante las pruebas que sustituiría la extracción de muestras de la nariz o la garganta con hisopos, técnica que también es más precisa.

El médico Tanil Kocagöz, director del programa en la Universidad de Acibadem en Estambul, afirma que la nueva técnica permite usar las gárgaras y por eso la sensibilidad del test se incrementa alrededor de 20 veces.

Te puede interesar: En Nuevo León, la licencia para conducir será digital

¿En qué consiste este nuevo método?

La técnica consiste en la dilución de una pastilla de un concentrado molecular fabricado con partículas de polímero en un tubo de agua con que el paciente realiza el enjuague bucal para recoger la muestra. Como los microorganismos se concentran alrededor del polímero, la muestra se toma con una jeringa e introduce en una prueba de detección de coronavirus.

Los científicos turcos que la desarrollaron consideran que a través de las gárgaras se recoge mayor cantidad de fluidos del paciente que con un raspado nasofaríngeo, lo que incrementa la efectividad del diagnóstico en las pruebas de antígenos, además de que garantiza al personal de salud menor exposición.

Tanil Kocagöz dijo que el enjuague bucal podría facilitar el trabajo de diagnóstico en aeropuertos, servicios de urgencia o domicilios, técnica que ya se aplica en países como Austria, Alemania o Israel.

Por el momento, aún no hay una fecha para implementar la nueva técnica en Turquía.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here