La sangre volvió a correr en Estados Unidos producto de un tiroteo, ocurrido ahora en una sinagoga de Pittsburgh, llamada “El Árbol de la vida”, en el cual murieron 11 personas.

El tirador

El sujeto fue sometido en el sitio por las autoridades, siendo identificado como Robert Bowers, de 46 años de edad, quien resultó con algunas heridas tras la respuesta de los cuerpos policíacos.

El tiroteo

De acuerdo con las investigaciones preliminares, Bowers entró en la sinagoga a las 09:54 horas del sábado, armado con un rifle de asalto y tres pistolas.

Al ingresar abrió fuego de manera indiscriminada por espacio de 20 minutos.

Las autoridades arribaron de inmediato al sitio y se produjo un enfrentamiento entre ambas partes, en el que, además del tirador, cuatro oficiales resultaron lesionados. Minutos después el agresor se entregó.

Te puede interesar: Trump envía militares a la frontera con México

Trump se pronuncia al respecto

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se pronunció respecto a esta tragedia, calificándola como un “acto antisemita”.

“Condenamos el antisemitismo y cualquier otra forma de mal. Nos unimos como un solo pueblo estadounidense”, agregó el mandatario.

En este sentido, Trump volvió a causar polémica al aprovechar la situación para pedir a los congresistas endurecer las leyes relacionadas con la pena de muerte.

Pero lo que más controversia causó fue que el presidente estadounidense volvió a manifestarse a favor de la posesión de arma.

“Quizá las cosas hubieran sido distintas si hubiera habido alguien armado”, manifestó Trump.

Se perfila pena capital contra el tirador de Pittsburgh

El Fiscal federal, Scott Brady, confirmó que se busca aplicar la pena de muerte contra Bowers.

Para lograrlo, el funcionario ya prepara la solicitud que enviará al Fiscal General Jeff Sessions, para arrancar con el proceso legal en cuestión.