El presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció este martes que su país ha logrado ser el primero en registrar una vacuna contra la COVID-19 en el mundo.

La vacuna fue desarrollada por el centro de investigación Gamaleya y el Fondo Ruso de Inversión Directa (RFPI).

Recibió el nombre de “Sputnik V“, por el primer satélite ruso lanzado al Espacio.

Según el mandatario, la vacuna rusa es “eficaz”, superó todas las pruebas necesarias y permite lograr una “inmunidad estable” ante el COVID-19. E incluso, Putin aseguró que una de sus hijas ya se vacunó con el preparado ruso y ahora “se siente bien“.

Espero que en breve podamos comenzar a producir en masa este remedio, señaló el presidente ruso y agregó que la vacunación será voluntaria, para que “lo hagan los que así lo desean”.

Te puede interesar: El mundo se acerca a los 20 millones de casos de COVID-19

¿Llegará a América Latina la vacuna rusa?

El Fondo de Inversión Directa de Rusia (RFPI) espera recibir la aprobación para la producción de la vacuna rusa contra el coronavirus en varios países latinoamericanos para noviembre, dijo hoy el presidente ejecutivo del organismo, Kiril Dmitriev.

“Esperamos que nuestra vacuna pueda ser producida en Brasil. Creemos que Rusia y América Latina desarrollarán una colaboración en torno a la vacuna”, dijo al destacar que esta región es muy importante para el fondo.