Las amenazantes condiciones no han detenido a los Hondureños

En su desesperación por cruzar la frontera entre Guatemala y México, migrantes hondureños empezaron navegar por el río Suchiate para pasar a territorio mexicano.

Las personas se subieron en balsas de goma para cruzar ilegalmente a tierras aztecas, después de que las autoridades decidieron impedirles el paso.

Después de que varias horas, la policía mexicana prohibió a los balseros transportar hondureños y los agentes se quedaron en la orilla del lado mexicano para vigilar que no estén pasando.

En las dos primera noche en la frontera mexicana, miles de personas, entre ellas hombres, mujeres y niños, amanecieron sobre el puente que divide ambos países, donde durmieron a la intemperie.

La caravana y las autoridades mexicanas

Tras seis jornadas de viaje a pie la caravana de migrantes hondureños, integrada por unas 3 mil personas, según Naciones Unidas, arribó este viernes a México, tras librar la barrera que había sido intermediada por el Gobierno guatemalteco.

Después de un primer momento de euforia, los migrantes fueron contenidos por la Policía Federal mexicana, lo que desencadenó momentos de tensión.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó esta semana con un cierre militar de la frontera sur de su país si México no lograba detener la caravana.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here