Se mantiene el conflicto político en Venezuela y México se ha quedado solo, como el único país que mantiene una posición neutral ante el régimen de Nicolás Maduro.

Esto se da luego de que Uruguay decidió cambiar su posición y se unió al grupo de la Unión Europea y el Grupo de Lima para exigirle a Maduro que se celebren elecciones libres de manera inmediata.

En un principio tanto México como Uruguay se dijeron neutrales y se ofrecieron a fungir como mediadores en el conflicto, optando por un diálogo entre las partes involucradas.

Cabe señalar que por otro lado se encuentran Bolivia, Nicaragua, China, Irán, Turquía y Rusia, quienes respaldan a Nicolás Maduro.

Gobierno de Trump amenaza a Maduro con encerrarlo en Guantánamo

La posición de México ante esta situación difícilmente va a cambiar. El argumento del presidente Andrés Manuel López Obrador y reafirmada por el canciller, Marcelo Ebrard, se basa en un artículo de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Se trata del Artículo 89, el cual en su fracción X habla sobre las manera en la que el Presidente debe llevar la política exterior.

Para ello señala los principios de “la autodeterminación de los pueblos; la no intervención; la solución pacífica de controversias; la proscripción de la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales; la igualdad jurídica de los Estados; la cooperación internacional para el desarrollo; el respeto, la protección y promoción de los derechos humanos y la lucha por la paz y la seguridad internacionales”.

De esta manera, México quedó en medio de la polarización del conflicto venezolano.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here