En Estados Unidos se acaba de desatar un escándalo de grandes proporciones, relacionado con presuntos casos de pago de sobornos de familias adineradas para que sus hijos pudieran ingresar a Universidades de élite.

Entre las Universidades en cuestión se encuentran algunas de las de mayor reputación en el vecino país, entre las que destacan Stanford, Georgetown, Yale, la Universidad de Texas, la del Sur de California, la de Wake Forest o la de California en Los Ángeles, entre otras.

Hay más 50 personas que están siendo investigadas, entre ellas hay responsables administrativos de esas instituciones, supervisores de exámenes, entrenadores de equipos deportivos universitarios y los mismos padres de familia, entre los que destacan dos actrices famosas: Lori Loughlin (Full house) y Felicity Huffman (“Mujeres desesperadas”).

Ambas actrices fueron detenidas por las autoridades, aunque salieron libres horas después, tras el pago de fianzas.

Las autoridades encargadas del caso estiman que asciende a 25 millones de dólares la suma de los pagos que las familias implicadas hicieron en conjunto.

“Desde comienzos de 2011, y de manera continuada hasta el presente, los acusados -principalmente individuos cuyos hijos estaban aplicando para entrar en la universidad- conspiraron con otros para usar sobornos u otras formas de fraude para facilitar la admisión de sus hijos a universidades”, informó el fiscal general de Massachusetts, Andrew Lelling.

La mayoría de los casos se realizaron a través de los equipos deportivos de esas Universidades. Ya que no sólo se ingresa a ella por altas calificaciones, sino también por talento deportivo.

Así, se creaba toda una cadena, en la que los entrenadores daban su aval a los supuestos (falsos) deportistas y se alteraban expedientes deportivos, para que pudieran ingresar a las escuelas en cuestión.

Lógicamente que etsas familias buscaban el ingreso de sus hijos a Universidades como Yale o Georgetown por el renombre que les daría como familia y al estudiante en cuestión.

El caso de Lori Loughlin

El caso de la actriz Lori Loughlin es impactante. Las primeras averiguaciones de los investigadores del caso apuntan a que la protagonista de “Full House” y su esposo, el diseñador Mossimo Giannulli, quienes habrían pagado cerca de 500 mil dólares para que sus 2 hijas fuesen aceptadas en el equipo de remo de la Universidad del Sur de California, a pesar de no tener experiencia en ese deporte, con la finalidad de que pudieran ingresar a esa institución.

Felicity Huffman

A la actriz de “Esposas desesperadas” y “Trasamérica” se le indaga por haber pagado 15 mil dólares para la modificación del examen de su hija mayor.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here