Indonesia no ve fin a la tragedia. Después de la devastación por el sismo y tsunami que azotaron la isla de Pula, el volcán Soputan entró en erupción.

Soputan emitió una columna de cenizas de unos 4 mil metros de altura sobre el nivel del cráter, y a 5 mil 809 metros sobre el nivel del mar.

El cráter se ubica a mil kilómetros de Pula, la región más afectada del país. La cifra de fallecidos ya alcanzó los mil 400.

La Agencia Regional de Gestión de Desastres advirtió a los residentes que eviten actividades en todas las áreas dentro de un radio de 4 kilómetros del pico de Soputan, a fin de evitar una posible amenaza de lava y nubes calientes.

Indonesia, al estar ubicada sobre el “Cinturón de Fuego”, un aro de volcanes y fallas sísmicas en la Cuenca del Pacífico, sufre frecuentes terremotos y erupciones volcánicas.

Mientras tanto, el gobierno de Indonesia intenta detener los saqueos a tiendas locales a fin de mantener los conflictos sociales fuera de su lista de crisis.

Este ha sido el evento más destructivo que ha sufrido el país años. Imágenes captadas desde el aire han evidenciado la destrucción en la isla.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here