El auge de grupos antivacunas en Estados Unidos y la falta de interés de muchos estadounidenses en recibir la vacuna contra COVID-19, ha orillado al Presidente Joe Biden a contemplar medidas extremas para fomentar la vacunación.

Una de esas medidas no es el uso de la fuerza, sino el dinero.

Y es que el mandatario del vecino país pidió a los gobiernos estatales y locales de Estados Unidos que destinen recursos para pagarle 100 dólares a cada persona que se vacune contra el COVID-19.

covid vacunas estados unidos

Te puede interesar: Otra vez se rompe récord diario de contagios de COVID en NL

“A través de los esfuerzos de vacunación de Estados Unidos, hemos visto que los incentivos financieros sirven como un factor motivante para que algunas personas se vacunen”, se establece en un comunicado emitido por el gobierno estadounidense.

Cabe señalar que esta medida ya ha sido aplicada con algunas variantes en varios estados y ciudades estadounidenses, como Nueva York, Nuevo México y Colorado, ya sea con pago de dinero en efectivo o en crédito para varias tiendas y comercios.

Estas medidas obedecen a que en Estados Unidos han tomado fuerza los grupos antivacunas, provocando que un amplio sector de la población decida no vacunarse.