Ha surgido un escándalo en la delegación olímpica de México, ya que se exhibió que las jugadoras de la Selección de Sóftbol de nuestro país tiraron su uniformes nacionales a la basura.

El hecho fue exhibido por las boxeadoras olímpicas mexicanas Brianda Tamara y Esmeralda Falcón.

Ambas deportistas usaron sus redes sociales para reclamar el gesto de las softbolistas mexicanas, agregando fotografías de los uniformes dentro de bolsas transparentes.

Te puede interesar: Se acerca saturación hospitalaria en NL por COVID-19

“Quizá para algunos de los compañeros deportistas signifique: “nada” estos uniformes para muchos otros representan nuestros años de trabajo, dedicación, amor y pasión. Que pena que el equipo de softball mexicano no lo vea así”, lamentó Esmeralda Falcón.

“Este uniforme representa años de esfuerzos, sacrificios y lágrimas.
Todos los deportistas mexicanos anhelamos portarlo dignamente, y hoy tristemente el equipo mexicano de sóftbol lo dejó todo en la basura de las villas olímpicas”
, opinó por su parte la boxeadora Brianda Tamara.

Por su parte, Carlos Padilla, Presidente del Comité Olímpico Mexicano (COM), también se pronunció al respecto, reclamando la actitud de las jugadoras mexicanas de sóftbol.

“Desde luego que reprobamos este hecho, es un agravio muy fuerte. Es una grave ofensa al olimpismo y al pueblo de México; se les dio la confianza y no creo que sea justo que paguen de esta manera”, declaró Padilla.

“Llegando al país vamos a llamar al presidente de la federación porque en esta competencia se acumularon una serie de factores que tendrá que aclararnos perfectamente. Él sabe que prefirieron llevarse las almohadas y las colchas de las camas de la Villa Olímpica en lugar de que se llevaran los uniformes”, agregó el presidente del COM.

softbol

Te puede interesar: Esta noche hay lluvia de estrellas y podrá verse en México

La Selección Olímpica Mexicana Femenil de Sóftbol ha estado en el “ojo del huracán” desde antes de los Juegos Olímpicos, ya que prácticamente todas las jugadoras son mexicanas-estadounidenses, de hecho la mayoría no habla español, lo cual generó críticas en los aficionados mexicanos de ese deporte, señalamientos que bajaron de intensidad luego de que la selección alcanzó el cuarto lugar.

Por lo pronto, ninguna de las jugadoras ha emitido alguna posición al respecto.