Un estudio reveló que las personas que viven cerca de calles con mucho tráfico pueden presentar mayores casos de demencia, esto probablemente debido al ruido y la contaminación ambiental, según informó la revista británica “The Lancet”.

El análisis, que se realizó en canadá durante 11 años, muestra que un 7 por ciento de los casos de demencia que se presentaron eran de personas que vivían a 50 metros de carreteras con mucho tráfico.

Varios expertos han estimado que unas 50 millones de personas en el mundo padecen esta enfermedad, que genera disminución en las funciones del cerebro y de causas que aún se desconocen.

Hong Chen, médico de la Sanidad Pública de Ontario, en Canadá, fue uno de los principales investigadores en este estudio que se le realizó a dos millones personas desde el 2001 hasta el 2012.

Durante esos años se diagnosticaron 243 mil 611 casos de demencia, pero se observó que el riesgo era mayor cuando la persona vivía cerca de alguna calle que presentara congestionamientos viales.

Los casos de demencia se incrementaron en un 7 por ciento entre la gente que vivía a 50 metros de las calles con tráfico, un 4 por ciento entre los que vivían de 50 a 100 metros de las carreteras, y sólo un 2 por ciento entre los que vivían de 101 a 200 metros.

Chen dijo en su estudio que es necesario realizar más investigaciones para entender el vínculo que hay entre los efectos de los diferentes aspectos del tráfico, como la contaminación ambiental y el ruido.

La investigación también añade que las partículas ultrafinas, el ruido, el óxido de nitrógeno y el desgaste de los neumáticos podrían influir en el desarrollo de la enfermedad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here