Actualmente sigue la polémica en torno a “La Milarca”, uno de los museos que el exalcalde de San Pedro, Mauricio Fernández, proyectó construir en el Parque Rufino Tamayo, al cual se le dio marcha atrás.

En este sentido, polémica aparte, vale la pena analizar en qué consiste el acervo cultural e histórico que ha reunido a lo largo de su vida Fernández y su esposa Norma Garza Sada.

”La Milarca” original

Este es el nombre con el que Mauricio Fernández llama a la casa en la que vive.

Se encuentra enclavada en Chipinque y tardó 7 años en construirse, estando a cargo del proyecto el arquitecto Jorge Loyzaga.

La casa es tan particular que no tiene pintura, ya que los materiales utilizados en las paredes son tierra natural, maja de caballo y pajas.

De igual forma tiene una acústica increíble, a tal grado que ahí se han desarrollado conciertos sin problema alguno.

La colección de Mauricio Fernández: fósiles, pinturas y la espada de Hernán Cortés

La colección del exedil es una de las más completas y diversas del mundo. En ella confluyen obras de arte medieval y moderno, piezas de paleontología y objetos históricos.

Entre las piezas que más destacan se encuentran un cuarzo de un millón de años encontrado en China, una palma de 100 millones de años, la cabeza de un tiranosaurio Rex, otra de un triceratop y varios fósiles, entre ellos el del “mauriciosaurio”, una nueva especie de dinosaurio encontrado en Vallecillo.

También tiene cuatro techos medievales, uno del siglo XIII, uno del XIV, uno del XV y otro del XVI, además de siete arcos góticos que datan de entre los siglos XIII y XIV.

Tiene una escultura de Alejandro Colunga, pinturas de José Clemente Orozco, Francisco Toledo, David Alfaro Siqueiros, así como dos pinturas de gran relevancia: el primer cuadro de Frida Kahlo, con el cual convenció a Diego Rivera de que sí sabía pintar, y un cuadro inédito de Rivera, parte de la serie “Los Alcatraces”, el cual fue dado a conocer hace poco por Fernández, cuyo valor oscila en los 15 millones de dólares.

Asimismo posee la mayor colección de monedas antiguas mexicanas, jarrones pertenecientes a la familia Habsburgo y la espada del mismísimo Hernán Cortés.

Increíble esta gran colección, en verdad.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here