Continúan las revelaciones de impacto en el juicio que se sigue contra Joaquín Guzmán Loera, ya que ayer se ventiló que el Cartel de Sinaloa, comandado por “El Chapo” y “El Mayo” Zambada, tenía un presupuesto mensual de un millón de dólares para sobornos a militares, policías y políticos.

La revelación fue hecha por Vicente Zambada Niebla, alias ‘El Vicentillo’, hijo de “El Mayo”, uno de los “testigos estrella” en el proceso penal contra el capo sinaloense.

“El Vicentillo” declaró que entre sus responsabilidades estaba mantener reuniones clandestinas con miembros de alto rango de corporaciones policíacas y militares mexicanos, para facilitar las operaciones del trasiego de drogas, asegurando además la asignación de funcionarios en puestos y regiones clave para las operaciones del cartel, por este motivo sabe cuánto se gastaba en promedio en sobornos.

Durante su testificación, Zambada Niebla señaló que en ese presupuesto no se incluían las “primas” por envíos exitosos, lo que habla del amplio presupuesto con el que contaba el Cartel de Sinaloa para operar.

“El Vicentillo” refirió que conoce a “El Chapo” desde que tenía 15 años, por la relación que el capo tiene con su padre, “El Mayo”, y que incluso Guzmán Loera es padrino de su hijo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here