El cantante del grupo mexicano Café Tacvba fue invitado a participar en el foro “Los costos de la masculinidad tóxica: retos y alternativas para la igualdad y el bienestar”, realizado ayer en el Senado de la República, participación que resultó controversial desde su inicio.

Y es que el músico causó reacciones diversas desde su aparición en el recinto, debido a su estrafalaria ropa y sombrero.

Pero lo que causó gran revuelo fue la manera en que Rubén Albarrán inició su ponencia, pues lanzó una expresión que no cayó nada bien entre muchos de los presentes.

“Respetuosos y empáticos saludos hijos de la Chingada”, fue la manera en que el irreverente cantante arrancó su participación, aunque aclaró que no era un mensaje dirigido a los legisladores e invitados.

“Que estas palabras vayan a todas mis hermanas y hermanos con los que comparto un proceso histórico, geográfico y cultural”, precisó Albarrán.

El discurso del rockero duró poco más de 8 minutos, en el cual habló sobre algunos de los aspectos que forman parte del machismo que se mantiene arraigado en la sociedad y su relación con otras problemáticas, incluso ambientales.

Esto no le agradó a algunos senadores, entre ellos el panista y veracruzano Julen Rementeria, quien calificó como “payasada” el discurso de Rubén Albarrán.

Enseguida le respondieron varias senadoras de partidos diversos, quienes le señalaron a su compañero que se dejó llevar por el inicio de la ponencia y no le prestó atención al contenido del discurso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here