El periodista de El Universal, Salvador García Soto, publicó una columna esta mañana, la cual le ha dado la vuelta al país, en la que señala que el matrimonio del Presidente Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera está por terminar.

En efecto, el mandatario y la actriz habrían iniciado desde hace algunos meses el proceso formal de divorcio, con lo que se culmina un distanciamiento que había sido ventilado desde hace tiempo.

García Soto va más allá y señala que fuentes cercanas a Angélica Rivera le confirmaron que tal era el distanciamiento que la actriz ya se había mudado de la Residencia Oficial de Los Pinos desde hace aproximadamente dos años, viviendo en algunos de sus departamentos en México y Estados Unidos.

El divorcio, recalca el periodista, estaba ya acordado desde hace varios meses, todo dentro de un marco civilizado.

Además, señala que decidieron esperar al término del sexenio después de que un grupo de asesores recomendó a la pareja presidencial esperar a que terminara el mandato de Peña Nieto, para evitar alguna consecuencia política.

Como parte del acuerdo se incluyó que si se requería la presencia de la Primera Dama en algún evento con el Presidente ella acudiría, siempre y cuando se le avisará con tiempo considerable de anticipación.

De concretarse esta situación, Enrique Peña Nieto se uniría a la lista de presidentes que se divorcian al acabar su sexenio, en la cual se encuentran José López Portillo y Carlos Salinas de Gortari.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here