El problema del transporte urbano, alza en feminicidios, crisis de inseguridad, obras inconclusas, problemas de suministro de agua, la solicitud de licencia para contender por la Presidencia, fueron los principales aspectos que los legisladores le lanzaron a Jaime Rodríguez en su tercer informe.

“El Bronco”, Jaime Rodríguez Calderón, rindió hace unos minutos su Tercer Informe de Gobierno en sesión solemne del Congreso del Estado, evento durante el cual prevalecieron los cuestionamientos contra el mandatario estatal.

Antes de que el Gobernador independiente rindiera un informe sobre las actividades realizadas durante su tercer año de mandato, los legisladores le recriminaron varias problemáticas que se han hecho patentes en la entidad.

Críticas al tercer año de “El Bronco”

La bancada panista, en voz de su coordinador Carlos de la Fuente, le reclamó a Rodríguez Calderón su inoperancia al frente del Estado en contraste con sus promesas de campaña.

“Hablar fuerte y bronco ha sido el sello del Gobernador Jaime Rodríguez, a quien hoy los Diputados de Acción Nacional queremos recordarle que ‘el poder no se demuestra hablando fuerte a menudo, sino haciéndolo con la verdad’, como diría una frase clásica”, recriminó el legislador albiazul desde la tribuna del Congreso.

De la Fuente argumentó que muestra de la falta de credibilidad del mandatario estatal es que haya perdido el 60 por ciento del respaldo ciudadano que le dio el triunfo en 2015.

Por su parte, el grupo legislativo del PRI, encabezado por Álvaro Ibarra, echó en cara a “El Bronco” la crisis de inseguridad que se vive en Nuevo León

“No permita que un tema que había quedado en el pasado, provoque el temor en la población. Y que por miedo: las calles, los parques y las zonas de convivencia familiar, sean abandonadas y aprovechadas por la delincuencia organizada”, expuso Ibarra.

Los diputados de Morena le exigieron a Jaime Rodríguez seguir una línea de austeridad en la administración estatal, criticando el hecho de que se haya pagado un millón de dólares a una consultora estadounidense tan solo para confirmar la problemática de inseguridad que se vive en Nuevo León.

Promete “Bronco” cumplir con promesas

Tras los posicionamientos de cada una de las bancadas legislativas, Jaime Rodríguez pidió paciencia y apoyo al Congreso local.

El Gobernador afirmó que durante la segunda mitad de su mandato concretará las obras y proyectos pendientes, argumentando que durante los primeros 3 años se dedicó a “arreglar el desorden” dejado por la anterior administración.

Afirmó que no todo ha sido malo y que no existe una crisis de seguridad, pese a los señalamientos de políticos, empresarios y la ciudadanía.

Por otro lado, manifestó que aplazó el alza a las tarifas de transporte urbano, para encontrar la mejor opción que beneficie tanto a la población como a los transportistas, para lo cual pidió la ayuda de los legisladores locales.

Asimismo, afirmó que no habrá alza a los servicios de Agua y Drenaje para financiar el proyecto de la Presa Libertad, puesto que se buscarán recursos federales para su desarrollo.

“Nuevo León tuvo resultados extraordinarios”, expuso Rodríguez Calderón durante la parte final de su Informe y pidió a los diputados trabajar en conjunto para mejorar la situación que prevalece en la entidad.

La ciudadanía se manifestó afuera del Congreso

Antes, durante y después de la rendición de informe, diversos grupos ciudadanos se manifestaron en el exterior del Congreso del Estado.

En su mayoría se proclamaron en contra del aumento a las tarifas del transporte, así como por el alza en los índices de feminicidio.

Una de las protestas más enérgicas fue por parte de la asociación Congreso Nacional Ciudadano, la cual busca que se realice un juicio político contra el “Bronco”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here