Los problemas con el suministro de combustible, debido a la lucha contra el huachicoleo, se irán resolviendo de manera paulatina, informó Andrés Manuel López Obrador.

El Presidente de la República informó que esta situación se originó por el cierre de oleoductos ante el grave problema del huachicoleo, los cuales permanecerán cerrados hasta nuevo aviso.

Continuará el suministro en pipas

En tanto, se aumentará la distribución de combustibles mediante el traslado en pipas, para lo cual se contará con el apoyo de 900 elementos militares, los cuales se unirán a los 4 mil policías federales que desde el pasado mes de diciembre están enfocados en la lucha contra el huachicoleo.

Estados más afectados

Las entidades del país más afectadas por esta situación son Hidalgo, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Guanajuato, Querétaro y Puebla, en donde se presenta escasez de combustible de hasta el 40 por ciento, según informó Roberto Díaz de León, presidente de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo Nacional).

Huachicoleros no ceden

Autoridades de Pemex informaron ayer abrieron un tramo del oleoducto de Salamanca-León, pero tuvieron que cerrarlo en menos de dos horas, ya que los huachicoleros de inmediato comenzaron con la ordeña.

Sobre esta situación, Andrés Manuel López Obrador dijo que no hay plazo definitivo para terminar con la estrategia.

“¿Cuánto tiempo nos puede llevar? Va a depender, a ver quién se cansa primero, los que se roban el combustible o nosotros. Yo nada más les mando a decir que soy perseverante y, ya dijimos, se acaba la corrupción y se acaba la corrupción”, señaló.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here