Por si había alguna duda respecto a los efectos nocivos de la contaminación ambiental a la salud, una reciente investigación profundizó en las consecuencias que trae el respirar aire contaminado.

Esta investigación fue realizada por la científica mexicana Lilian Calderón, llamada “Nanopartículas magnéticas de contaminación atmosférica derivadas de la combustión -y la fricción- en corazones humanos”, con la cual obtuvo resultados que indican que respirar aire contaminado está ligado directamente con problemas cardíacos, específicamente con el surgimiento de infartos al miocardio.

Para llegar a esta conclusión, Calderón analizó 72 corazones humanos de personas fallecidas, de entre 9 y 24 años de edad, que habitaban en la zona metropolitana de la Ciudad de México.

La científica explicó que las nanopartículas que se encuentran en el aire contaminado entran al cuerpo debido al proceso de respiración y por su diminuto tamaño se van a todo el cuerpo por el torrente sanguíneo, de ahí que sus efectos nocivos se extiendan a todos los órganos.

No importa la edad, pues encontró que personas muy jóvenes ya contaban con severo daño neurovascular, incluso con inicios de Alzheimer.

Te puede interesar: Tirador de El Paso confesó que quería matar mexicanos

La contaminación: un verdugo del corazón

Lilian Calderón señala que estos contaminantes (partículas PM10 y PM2.5) poseen diversos materiales, entre los cuales destacan endotoxinas y metales que producen un fuerte efecto oxidante, los que afectan directamente los organelos de los ventrículos cardíacos.

Así, el miocardio sufre severas alteraciones que pueden permanecer latentes o desencadenar un infarto.

Los más vulnerables, obviamente, son los niños.

Calderón recalcó que si no se corrige la inflamación crónica del miocardio y el “estrés oxidativo del retículo endoplásmico”, las personas expuestas a la contaminación desarrollarán problemas cardíacos graves.

Recomendaciones

contaminacion

La investigadora señaló que es importante que la población esté al pendiente de las alertas y contingencias ambientales.

Asimismo, evitar hacer actividades al aire libre en horas pico, no exponerse al humo de la quema de madera o estar durante mucho tiempo en vialidades con tráfico pesado.

En cuanto a los niños, Calderón recomienda que consuman vitamina D y tengan una dieta balanceada, además de que en las zonas altamente contaminadas se mantengan preferentemente en espacios cerrados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here