En Guerrero van 15 mujeres asesinadas en este mes.

Durante una plática para la agencia Quadratín, el obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, desató polémica.

Esto, al señalar que las mujeres víctimas de la inseguridad son aquellas que “no andaban en misa, ni en la catedral”.

“Honestamente lo voy a decir, cuántas mujeres de éstas, asesinadas, no andaban en misa, ni andaban en la catedral”, dijo.

Sin embargo, aclaró que no se trata de una situación generalizada y que habría que analizar caso por caso, pues algunas de las mujeres son víctimas del machismo.

“Todavía hay ese machismo, entre los mexicanos, hoy como se quiere la paridad de género, como que unos no quieren ceder, al último están cediendo posiciones políticas, económicas y en ese sentido”, agregó.

Un obispo de polémica

El obispo Rangel Mendoza causó controversia a principios de año por haberse reunido con un capo para agradecerle por haber devuelto a un pueblo la energía eléctrica y el agua, además de pedirle que no asesinara candidatos durante el proceso electoral y agradecerle por haber devuelto a un pueblo la energía eléctrica y el agua.

Te puede interesar: Mujeres tienen miedo de salir a la calle, suman 77 feminicidios en Acapulco

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here