Este fin de semana fueron sentenciados los hermanos Alan Aarón y Ángel David García Gutiérrez, por su participación en la brutal agresión contra un aficionado de Tigres, ocurrida el 23 de septiembre del año pasado, previo al Clásico Regio 117.

Cabe señalar que ambos se entregaron a las autoridades la semana pasada y solicitaron un juicio abreviado, tras el cual recibieron una pena de 4 años y 3 meses de cárcel y el pago de 400 mil pesos como reparación del daño (suma que ya pagaron), al ser encontrados culpables del delito de homicidio calificado en grado de tentativa en modalidad de pandilla.

clasico-regio-violencia-tigres-rayados

Te puede interesar: A 12 años de la inauguración del Paseo Santa Lucía

El detalle es que los dos sentenciados estarán en arraigo domiciliario mientras se concreta la pena, ya que el juez tomó en cuenta que ya pagaron la reparación del daño, no tienen antecedentes penales y que ellos mismos se entregaron a las autoridades, por lo que les otorgó este beneficio.

Cabe recordar que fue el 23 de septiembre del año pasado cuando se dio este incidente en la Avenida Aztlán, luego de que porras de Tigres y Rayados que viajaban en autobuses al Estadio Universitario se toparon y desataron una riña campal.

el-momento-de-la-agresion

Te recomendamos: Cuando el hijo de un gobernador de NL le disparó a Benito Juárez

Uno de los participantes, Rodolfo Manuel Palomo Gámez, hincha de Tigres, resultó con fracturas de cráneo, una lesión punzocortante en tórax y otras heridas, a las cuales sobrevivió.

Hace apenas dos semanas fueron sentenciados otros dos participantes en esta agresión.

rodolfo-palomo-clasico-violencia-tigres-rayados
La víctima, Rodolfo Palomo, continúa con su terapia de rehabilitación tras las heridas sufridas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here