Continúa la polémica en torno al posible aumento a las tarifas del transporte urbano en Monterrey, ya que ayer se dio una manifestación por parte de los empresarios transportistas en el Palacio de Gobierno.

Los representantes de ese gremio buscaron un encuentro con el gobernador para exigirle que respete el aumento acordado en septiembre del año pasado por el Consejo Estatal del Transporte, consistente en un peso y un desliz mensual de de 10 centavos hasta 2019.

En este sentido, José Alejandro González, vocero de la Asociación de Transporte Público de Pasajeros de Nuevo León AC, señaló que es grave la situación que viven los transportistas por la falta de recursos, al grado de que algunas rutas podrían desaparecer.

“Ahorita se están deteniendo muchos camiones porque se descomponen y no hay recursos para arreglarlos”, manifestó el vocero de los transportistas.

Asimismo indicó que las empresas están ante un “inminente el colapso”, por lo que exigieron no sólo que se respete el aumento acordado, sino que éste entre en vigor lo antes posible.

González manifestó que otra alternativa podría ser un subsidio por parte de Gobierno del Estado, aunque reconoció que “eso no va a pasar porque tristemente el gobierno no destina fondos a un transporte público”.

Después de varios minutos en el lugar, se les notificó que el gobernador no se encontraba por lo que no fueron atendidos.

Por otro lado, en el lugar coincidieron transportistas y activistas del grupo “Únete Pueblo”, quienes intercambiaron puntos de vista sin que se presentaran altercados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here